jueves, 2 de febrero de 2012

Nota de la administradora

Hola chicos, siento mucho no haber actualizado el blog pero debido a que he estado hasta hace poco haciendo exámenes de la universidad y a pequeños problemas técnicos no he podido pasarme mucho por aquí, espero que de ahora en adelante esto vaya mas fluido.
Gracias.

viernes, 16 de diciembre de 2011

Nebulizador. Video

Os dejo un vídeo sobre como utilizar un nebulizador, el vídeo esta en ingles pero se entiende igualmente solo con las imágenes.

video

domingo, 13 de noviembre de 2011

Administrar medicamentos. Inhaladores

Los inhaladores son aparatos de tamaño reducido que caben en la mano y son lo bastante pequeños como para llevarlos en una mochilita, una bolsa o un bolsillo. Los hay de dos tipos.
Inhaladores con dosificador (ICD): son los más utilizados. A modo de pequeños aerosoles metálicos, proyectan el medicamento dentro de la boca.

Inhaladores de polvo seco: expulsan el medicamento en forma de polvo, sin nebulizarlo. La persona debe esforzarse más, aspirando el medicamento en polvo de una forma rápida y profunda.
Los inhaladores de polvo seco pueden ser un poco más fáciles de utilizar que los que llevan dosificador, pero requieren que la persona haga una aspiración rápida y bastante enérgica.

Al principio, el uso de inhaladores con dosificador puede resultar complicado pero, con la práctica, los niños suelen aprender a manejarlos con gran pericia. Si utilizas uno, es una buena idea que emplees también un espaciador.

El espaciador se acopla al inhalador y facilita su uso porque retiene el medicamento pulverizado en el interior de una cámara receptora, desde la cual la persona podrá inhalar el medicamento lentamente cuando esté preparada. Cuando se utiliza un espaciador, el medicamento suele tardar solo un par de minutos o incluso menos en llegar a los pulmones. Cuando se utiliza un inhalador sin espaciador, existe la posibilidad de que el medicamento se deposite en la parte posterior de la garganta en vez de entrar en las vías respiratorias (bronquios) y llegar a los pulmones. Los espaciadores ayudan a que el medicamento llegue a los pulmones y empiece a aliviar el problema respiratorio. 

lunes, 7 de noviembre de 2011

Administrar medicamentos. Nebulizadores

El medicamento para el asma tiene que entrarte en los pulmones para que te haga efecto, pero ¿cómo llega hasta allí? Gracias a los inhaladores y los nebulizadores. Son dos tipos diferentes de aparatos que pueden hacer llegar tanto el medicamento de rescate (o de alivio rápido) como el medicamento de control (o de tipo preventivo) directamente a los pulmones. Tu médico te indicará cuál de estos dos tipos de aparatos es mejor para ti.

Nebulizadores

Los nebulizadores son aparatos eléctricos o que funcionan con pilas, transformando un medicamento líquido para el asma en un fino vapor. El vapor procede de un tubo pequeño que está acoplado a la boquilla de una mascarilla facial. (Una mascarilla facial es una pieza de plástico en forma de embudo que se coloca sobre la boca y la nariz.)


Los bebés y los niños pequeños suelen utilizar nebulizadores porque estos no requieren que la persona haga nada, bastará con que se siente cómodamente para recibir el medicamento. Con un nebulizador, el medicamento tarda por lo menos cinco o 10 minutos en llegar a los pulmones y a veces incluso más. Algunos nebulizadores son grandes y ruidosos y no siempre son fáciles de transportar.


jueves, 3 de noviembre de 2011

Que hacer ante un ataque de asma

En uno de los anteriores posts explicamos en que consiste un ataque de asma o crisis asmática.
Una de las razones principales por la que debemos saber más sobre el asma es ayudarnos a tomar buenas decisiones durante un ataque de asma. Si siente que le falta aire o jadea al respirar, lo peor que puede hacer es sentir pánico. El pánico hace más difícil respirar y tomar las decisiones apropiadas. Lo mejor es actuar con calma para restablecer su respiración normal. 
El primer paso para aliviar un ataque de asma es usar su broncodilatador de acción rápida. La dosis regular es de dos inhalaciones lentas y profundas. En una crisis súbita y severa de respiración, puede utilizar hasta cuatro aspiraciones de una vez sin problemas. Bajo condiciones normales, se recomienda que no use su broncodilatador de alivio rápido más de 4 veces al día. Para tratar un ataque de asma, sin embargo, puede utilizar el broncodilatador, de manera segura, cada 20 minutos durante un periodo de dos horas, si es necesario. Si tiene un compresor con nebulizador a su alcance, puede utilizarlo de la misma forma, cada 20 minutos para varias dosis. Los efectos secundarios principales que puede esperar son temblor y palpitaciones.
La mejor forma de manejar un ataque de asma depende, en parte, de cuán severo es el ataque. A veces puede reconocer un ataque agudo por sus síntomas. Es probable que tenga un ataque severo si le falta el aire aún cuando está caminado lentamente en terreno llano, si tiene que interrumpir su conversación para tomar aire, o si está sudando y no puede recostarse porque siente dificultad al respirar.
Los broncodilatadores de alivio rápido sólo tratan una parte de un ataque de asma, la parte de la constricción de los músculos que rodean los bronquios. La otra parte, la inflamación de las paredes de los bronquios y la sobreproducción de mucosa, requiere un tratamiento de corticoides anti-inflamatorios. Si tiene un ataque relativamente moderado que está respondiendo al broncodilatador de alivio rápido, puede tomar los corticoides inhalados, Si tiene un ataque severo, debe tomar tabletas de corticoides recetadas, como la prednisona o el Medrol®, regularmente las tabletas de corticoides tardan 6 o más horas en tener efecto. Mientras tanto, debe continuar usando el broncodilatador de alivio rápido hasta cada hora, si es necesario. Los ataques severos de asma pueden ser peligrosos. Si no está mejorando a pesar de seguir su plan de acción, busque ayuda inmediatamente.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Tratamiento del asma

El tratamiento tiene como objetivo evitar las sustancias que desencadenan los síntomas y controlar la inflamación de las vías respiratorias. Existen dos clases básicas de medicamentos para el tratamiento del asma que son:
  • Medicamentos de control para prevenir ataques
  • Medicamentos de alivio rápido para su uso durante los ataques
Los medicamentos de control para el asma controlan sus síntomas si usted no tiene asma leve y debe tomarlos todos los días para que hagan efecto, incluso cuando se sienta bien.
Los medicamentos de control más comunes son:
  • Los corticosteroides inhalados (como Asmanex, Alvesco, Qvar AeroBid, Flovent, Pulmicort) que previenen los síntomas ayudando a evitar que las vías respiratorias se inflamen.
  • Los inhaladores betaagonistas de acción prolongada también ayudan a prevenir los síntomas de asma. No tome estos medicamentos solos. Generalmente se usan junto con un corticoesteroide inhalado. Es más fácil usar un inhalador que contenga ambos medicamentos.
Otros medicamentos de control que se pueden emplear son:
  • Inhibidores de leucotrienos (como Singulair y Accolate)
  • Omilizumab (Xolair)
  • Cromoglicato disódico (Intal) o nedocromilo sódico (Tilade)
  • Aminofilina o teofilina (ya casi no se utilizan)
Los medicamentos de alivio rápido trabajan velozmente para controlar los síntomas del asma:
  • Usted los toma cuando está tosiendo, jadeando, teniendo problemas para respirar o experimentando un ataque de asma. También se denominan fármacos de rescate.
  • También se pueden usar justo antes de hacer ejercicio para ayudar a prevenir síntomas de asma que son causados por esta actividad.
  • Coméntele al médico si usted está usando medicamentos de alivio rápido dos veces por semana o más para controlar sus síntomas de asma. Es posible que su asma puede no esté bajo control y que su médico necesite cambiar la dosis diaria de los medicamentos de control.
Los medicamentos de alivio rápido abarcan:
  • Broncodilatadores de acción corta (inhaladores), como Proventil, Ventolin y Xopenex.
  • El médico podría recetarle esteroides orales (corticoesteroides) cuando usted tenga un ataque de asma que no se alivie. Estos son medicamentos que usted toma por vía oral como pastillas, cápsulas o líquido. Planee con anticipación y asegúrese de que estos medicamentos no se le agoten.
Un ataque de asma grave requiere un chequeo por parte de un médico. Usted también puede necesitar hospitalización, oxígeno, asistencia respiratoria y medicamentos intravenosos (IV).

Prueba de metacolina. Manual

Aquí os dejo el capitulo del manual de procedimientos de la fundación neumológica colombiana, donde explican de forma mas extensa la prueba de metacolina.